Tips al cambiar de ciudad.

Hoy en día, mudarse a otra ciudad es algo muy común por diversas razones, estudios, trabajo o sencillamente, para buscar una mejor calidad de vida.

Cambiar de ciudad es una experiencia que abre nuevos caminos en muchos aspectos, tanto personales como laborales; no obstante, no es un tema fácil, pues requiere evaluar muchos factores antes tomar la decisión. 

Estos son algunos puntos que debes considerar si estás pensando en mudarte:

¿Cómo anda tu cartera?: antes de tomar la decisión de cambiarte de ciudad, es importante que sepas bien la cantidad de dinero con que dispones para mantenerte durante la nueva aventura. Contempla que habrá muchos gastos fijos, la renta y servicios básicos como la despensa. Además de esto, considera las salidas ocasionales y esas actividades artísticas, deportivas o de entretenimiento que acostumbras realizar. Te aconsejamos empezar por elaborar un presupuesto con tus gastos mensuales fijos, para saber cuánto dinero necesitarás para cubrirlos. Resuelto esto, puedes disponer del resto para tus actividades personales.

Antes de mudarte, haz un scouting: es una muy buena idea que antes de mudarte, realices un viaje a la ciudad donde planeas vivir, así podrás conocer y evaluar las zonas donde te gustaría vivir y elegir precios que se ajusten a tu presupuesto. Para ello, te recomendamos apoyarte de un asesor inmobiliario profesional, quien te guiará para buscar la mejor opción de acuerdo a tus necesidades, además de protegerte de fraudes.

Es momento de ocuparse de los detalles: ya que conseguiste el apoyo de una franquicia inmobiliaria, es momento de poner atención a las condiciones más convenientes para ti, es decir, si quieres rentar una propiedad amueblada o comprar los muebles y elementos básicos (cama, refrigerador, estufa, muebles, etc.). Otra opción viable es valorar la posibilidad de buscar un “roomie” de confianza para compartir los gastos.

Es de suma importancia que planees cada paso, esto hará facilitará mucho tu mudanza y que tu cambio sea lo más tranquilo posible. Una vez resueltos todos los detalles de vivienda y dinero, tendrás el tiempo para enfocarte en las actividades adicionales que quieras realizar, como buscar empleo, conocer gente y comenzar a establecerte en tu nueva ciudad.