¿Cómo Comprar?

Aquí tienes algunos tips importantes para tomar en cuenta antes de firmar.

Sabemos que la decisión de invertir en un crédito hipotecario no es sencilla, y elegir un plan adecuado es imperativo para no ver afectado nuestro bolsillo.

• No tomes una decisión precipitada, investiga y compara al menos tres esquemas hipotecarios de diferentes compañías, de esa forma tu panorama será más amplio y encontrarás la más apropiada para ti.

• 20% de tu ingreso neto mensual (libre de impuestos) es el porcentaje idóneo sugerido para destinar a tu crédito hipotecario, y como tope máximo, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Servicios Financieros (CONDUSEF) recomienda no designar más del 30%. Este análisis debe hacerlo la institución financiera antes de otorgarte un crédito, ajustándose al 20%.

• Te aconsejamos contar con una suma fuerte para el enganche. Entre más grande sea esta cantidad, será menor la mensualidad y a lo largo del tiempo determinado del crédito, pagarás menos intereses.

• Pon mucha atención al CAT y a la tasa de interés que te ofrecen, asimismo al monto que te van a financiar y al plazo (la recomendación es obtener una hipoteca a 15 años, pues los intereses son de hasta 500 mil pesos menores —sobre un valor de la propiedad estimado en 2 millones de pesos— que en hipotecas a 20 años).

• La moneda es un tema de mucha relevancia: de acuerdo a la CONDUSEF, pagar en ‘pesos’ ayudará a tener el presupuesto control bajo. Los créditos en otras modalidades como las UDIs (Unidades de inversión) y VSM (Veces salario mínimo), resultan más caros.

• Adquiriendo un crédito con tasa fija, sabrás con exactitud cuánto vas a pagar durante toda la vida del mismo, esto te permitirá mantener estables tus finanzas.