Llámanos:

(55) 5250-99-66






Smart Cities, ¿realidad o ficción?

Smart Cities, ¿realidad o ficción?

Vivir en una ciudad comprometida con su entorno, desde el punto de vista medioambiental, cultural e histórico, es un concepto que se acerca cada vez más a las necesidades de nuestros tiempos pero, ¿qué hace falta para materializarlo?

El sector inmobiliario se enfrenta al desafío de desarrollar ciudades inteligentes y seguras, una aspiración de los diferentes órdenes de gobierno, de las instituciones y de los desarrolladores.

El primero de los factores se logrará a través de las tecnologías de información, que permitirían que la población tenga acceso a nuevas tecnologías.

El segundo implicaría que, previo al desarrollo de viviendas, se cuente con la capacidad de medir el riesgo y la vulnerabilidad de ciertas zonas ante catástrofes naturales.

Por tal motivo, la transición hacia ciudades inteligentes y seguras sería viable en la medida en que se logre una cultura en ambos sentidos. Implica que tanto el desarrollador como el comprador de vivienda sean conscientes sobre la importancia que ha adquirido el establecimiento de medidas sustentables.

En este contexto, una Smart City es un sistema complejo, un ecosistema en el que intervienen múltiples agentes, en el que coexisten muchos procesos íntimamente ligados que permiten maximizar la economía, la sociedad, el entorno y el bienestar de las ciudades, y facilita el cambio hacia un comportamiento más sostenible entre todos los agentes: usuarios, empresas y Administración.

Por otro lado, permite habilitar nuevos modelos de negocio, constituyendo una excelente plataforma para la innovación en su entorno.

En una Smart City, la información adecuada llega en el momento preciso. Es vivir en un espacio urbano con infraestructuras, redes y plataformas inteligentes, con millones de sensores y actuadores, dentro de los que hay que incluir también a las propias personas y a sus teléfonos móviles.